Seguidores

20 nov. 2012

¡No dejeis que muera Miliki!



El pasado Domingo murió Emilio Aragón Bermúdez, aunque yo no tuve el gusto de conocerle. A quien sí conocí fue e Miliki, ese alegre payaso de la tele, quien junto con Gaby, Fofó y Milikito me hicieron pasar muchas tardes maravillosas.

De ese cuarteto, compuesto por miembros de la familia Aragón (tres hermanos y el hijo de uno de ellos) ya nos habían dejado dos de los tres hermanos, y con la marcha de Emilio Aragón siento apagarse otra de las luces de mi infancia.

Sin embargo cuando me enteré el domingo, entre los muchos agradables recuerdos me venía a la cabeza especialmente esta canción del disco "A mis niños de 30 años" (será porque suelo llevar el disco en el coche):



(por si no funciona el widget, aquí el enlace: http://www.goear.com/listen/f0bdc44/feliz-en-tu-dia-miliki-y-celia-cruz)

Dos ilustres difuntos, sin duda. Y ambos eran pura alegría. Miliki tiene un buen puñado de colaboraciones con Celia y otros artistas cubanos.

Empezaba el post diciendo que, como todos sabemos, ha muerto Emilio Aragón Bermúdez. Aunque me hubiera gustado que viviera para siempre, es por otro lado inevitable. Murió con 83 años y habiendo vivido muchas experiencias, y sobre todo habiendo dejado su marca en varias generaciones de niños.

Lo único que me da miedo es pensar que pueda morir Miliki. ¡No dejeis que pase!

16 nov. 2012

Desmontando mitos: El lápiz espacial ruso


 Desde que era pequeñito (ito) que llevo oyendo la famosa historia de la NASA y el lápiz ruso. Es también muy popular en las infames cadenas y ppt's que se mandan a oleadas por e-mail. Supongo que la mayoría la habreis oido, pero por si acaso, la reproduzco a continuación.

La historia viene a decir, con diversas variaciones, lo siguiente: Al empezar la NASA a mandar astronautas al espacio se encontraron con el problema de que los bolígrafos no funcionaban en gravedad cero. Para solucionarlo se gastaron un dineral (aquí las versiones varían entre millones y miles de millones de dólares, bien investigándolo en la propia NASA, subcontratándolo o a través de consultoras). El caso es que se consigue el bolígrafo que puede escribir "con gravedad cero, hacia arriba y hacia abajo, bajo el agua, en prácticamente cualquier superficie, incluido el cristal, y en un rango de temperatura de desde por debajo de cero hasta más de 300ºC" (esto es literal).

La historia acaba diciendo que los rusos usaron un lápiz, y mofándose de los americanos
.

Esta historia, muy popular entre los ingenieros porque viene a enfatizar la importancia de tratar de buscar siempre soluciones simples a problemas complejos, es absolutamente falsa. Aunque hay un pequeño poso de verdad. La historia real es la siguiente.

Tanto los rusos como los americanos empezaron utilizando lápices dados los problemas que había con los bolígrafos en las condiciones de trabajo en gravedad cero. Sin embargo se encontraron con que las minas rotas flotando en el vacío eran peligrosas por muchos motivos, entre ellos su efecto en los circuitos y equipos electrónicos. Además la madera, al ser combustible, no era un material permitido en las naves espaciales.

La NASA contrató a Tycam Engineering manufacturing para desarrollar lápices espaciales en 1965, pero el presupuesto total ascendía a menos de 5.000$ (más de 100$ por bolígrafo), y se desestimó por considerarse elevado e innecesario. Se las ingeniaron entonces con otros medios más baratos.




En esa misma época Una segunda empresa, la Fisher Pen Company, invirtió un millón de dólares para desarrollar un bolígrafo capaz de escribir en cualquier ángulo, en entorno de gravedad cero, bajo el agua, etc etc... Lo desarrollaron y patentaron en 1965, con un coste por unidad de poco más de 6$, y se lo ofrecieron a la NASA. El bolígrafo fue bautizado como el "Space Pen AG7". Es importante recalcar que la iniciativa fue del ingeniero y presidente de la empresa, Paul C. Fisher y con fondos privados.

Aunque la NASA inicialmente lo rechazó, empezó a utilizarlo en 1967. Lo mismo hicieron los rusos desde 1969. Y hasta hoy. La Fisher Pen Company fundó la Fisher Space Pen para comercializar estos bolígrafos, que ahora se pueden comprar por 50$.


Fuentes: Wikipedia y http://history.nasa.gov/spacepen.html
Si te ha gustado, puede que te gusten: