Seguidores

24 mar. 2012

Cómics: Habibi, de Craig Thompson



Todo el mundo habla del "Blankets" de Craig Thompson. Y suelen hablan muy bien. Premios nosequé y nosecuantos. Yo no lo he leido, pero su autor se había convertido en uno de los que quería leer. Habibi ya me llamó la atención por su título, que me hizo recordar un viaje a Siria y Jordania en el que nos machacaron con una canción de la que sólo entendíamos "Habiibii, Habiibii", permanentemente repitiéndose en los altavoces del autobús.

Los símbolos árabes en la lujosa y elaborada portada, así como las 10-15 primeras páginas a las que le eché un vistazo (de más de 500, pedazo tomo), junto al nombre del autor, que ya he dicho que es un autor con bastanteprestigio actualmente, me ayudaron a decidirme. A casita con él. Me interesaba eso de que fuera una historia ambientada en zona árabe, ya que como con los libros me gusta viajar al leer historias.


La fábula de los dos protagonistas es maravillosa y desoladora al mismo tiempo, pero el autor se empeña desde la primera página en intercalar trascendentales paralelismos religiosos, referencias y pasajes del Corán, reflexiones y filosofadas tremendamente académicas sobre la escritura árabe. Tengo que reconoceros que al principio me parecían curiosos pero a partir de la mitad del tomo me resultaban cargantes, sobre todo cuando se ponía en plan psicodélico-religioso. Esos tramos cortaban la trama y aunque se procuraba que hubiera un lazo con lo que les ocurría a los personajes de la historia central, creo que la historia hubiera sido mucho menos, cómo decirlo, ¿pedante?. No sé, el caso es que no me gustó ese enfoque y fue un lastre para la parte verdaderamente interesante. Que sí era muy interesante y tenía una curiosa ambientación que te hacía reconocer todos los vicios de la sociedad moderna y los excesos de sociedades autárquicas al mismo tiempo (no, no había muchos pasajes optimistas). Una historia que a ratos parecía una fábula y otros era dolorosamente real y cercano.


Vamos, que el cómic sería una maravilla sin esas "ralladas" del autor. Pero no se pueden borrar, así que dado lo voluminoso del tomo y el precio del mismo, no lo recomiendo. No lo "desrecomendaré", pero desde luego no está entre mis recomendaciones. Eso sí, desde el punto de vista artístico es impresionante, con algunas páginas para enmarcar.

22 mar. 2012

Día mundial del agua

Al hilo del post anterior, y documentándome para contestar algunos de vuestros siempre interesantes comentarios, me entero de que hoy 22 de Marzo es el día mundial del agua. Así que aprovechando la inercia y puesto que como sabeis es un tema que me preocupa, aprovecho para compartir con vosotros lo que creo son unas interesantísimas estadísticas sobre el agua en el mundo:


  • En la tierra hay 1.400 millones de km3 de agua. De ella, sólo 35 millones de km3 es agua dulce (un 2.5%). De esa agua dulce, un 70% está en los polos, glaciares y montañas, casi un 30% es agua subterránea (incluso a 2.000 metros de profundidad), y sólo un 0.3% es el agua de nuestros ríos y lagos. El agua útil (accesible) para el consumo humano y mantenimiento de ecosistemas se reduce a 200.000 km3, un 1% del total de agua dulce y un insignificante 0.025% del volumen de agua del planeta. Y aún no hemos descontado el agua contaminada.
  • Actualmente los humanos estamos acaparando un 54% del agua disponible. De ese agua, destinamos un 70% para cultivos, un 22% para la industria y un 8% para uso doméstico. Para 2025 se estima un incremento del consumo de un 50% en paises en desarrollo, y de un 18% en países desarrollados. Para esa fecha, 1.800 millones de personas vivirán en regiones con escasez de agua. En el 60% de las ciudades europeas de más de 100.000 habitantes, el agua se consume a un ritmo superior al que se puede regenerar.
  • La organización de las Naciones Unidas sugiere que cada persona debería poder disponer de entre 20 y 50 litros de agua potable al día para las necesidades básicas de consumo, limpieza e higiene. A día de hoy, casi 1.000 millones de personas (una de cada seis personas) no tienen acceso a esa cantidad de agua en condiciones de higiene adecuadas. La diarrea es a nivel global la principal causa de enfermedad y muerte, y el 88% de los casos se contraen por no disponer de agua en condiciones de higiene adecuadas. Simplemente lavándose periódicamente las manos con jabón, el riesgo de diarrea baja a la mitad. Cada 20 segundos, un niño muere por no disponer de agua en adecuadas condiciones de higiene.
  • Una persona bebe entre 2 y 4 litros de agua al día. Para producir el alimento que consume típicamente una persona cada día, hacen falta entre 2000 y 4000 litros de agua. Para producir un kilo de arroz hacen falta entre 1.000 y 3.000 litros de agua. Para producir 1 kilo de carne de vacuno, hasta 15.000 litros. 

Y ahora, algunos datos de España:
  • El consumo anual de agua en España es de un 29% del agua disponible. Disponemos de 2443 m3  por habitante y año
  • El 100% de la población tiene acceso a agua corriente en condiciones de higiene adecuadas.
  • Destinamos un 60% del agua para uso agrícola, un 18% para uso urbano y un 22% en la industria.
Todos los datos se han extraído de la fantástica página de las naciones unidas para el agua (http://www.unwater.org/statistics.html), que os recomiendo visiteis (sobre todo el mapa mundial de indicadores de agua). Comentar que los datos del destino del agua difieren bastante de los del INE (http://www.ine.es/jaxi/menu.do?type=pcaxis&path=/t26/p069/p03/&file=pcaxis), pero he preferido poner todos los datos de la misma fuente.

Según los datos anteriores, no es de extrañar que algunos comparen el agua con el petroleo y hablen del "oro azul". Los analistas predicen guerras por el control de las reservas de agua en pocas décadas, al estilo de las actuales por el petróleo. Yo prefiero pensar que conseguiremos potabilizar las inmensas reservas de agua marina, aunque no será barato. Ideas hay.

---

Se me olvidó ayer añadir un enlace a una galería genial (como todas las de "The Big Picture") por el día mundial del agua. Aquí está: http://www.boston.com/bigpicture/2012/03/world_water_day_2012.html

15 mar. 2012

Ojo, que se nos acaba el agua

En una de las primeras entradas de este blog, allá por Febrero de 2009, compartía la alegría por el hecho de que tras varios años de andar justitos de agua y sufrir cortes en zonas en las que no estábamos acostumbrados, disfrutábamos de un año excepcionalmente lluvioso y se recuperaban la mayoría de los embalses, superando la media de agua embalsada de los últimos 10 años.

En 2010 seguía la racha y llegábamos a ver como muchos pantanos superaban el 90% e incluso abrían exclusas para evitar problemas. La media de agua embalsada superaba entonces el 82%.

En 2011 el éxito consistía en mantenernos, y así fue. Por cierto que en ese año aprendí por fin a poner capturas de imagen y no enlaces a una página que se actualizaba cada semana.

Si os leeis todas esas entradas, vereis que en todas ellas avisaba que las previsiones de que el agua embalsada puede subir un 20% en un año excepcionalmente bueno, puede hacer lo mismo en un año excepcionalmente malo. Que lamentablemente es lo que ha pasado. Los embalses han bajado del 81.80% al 62.47% en el que ya ha sido el invierno más seco de los últimos 40 o 50 años. Estamos a punto de cruzar la línea de nuevo y situarnos por debajo de la media de los últimos 10 años (que es superior a la que había en 2009, ya que desde entonces ha subido unos puntos).

El problema es que según los meteorólogos no esperamos mucha lluvia antes del verano, por lo que a finales de Septiembre, y al ritmo actual, podemos volver a niveles de 2008. Es decir, en un solo año perder el superavit acumulado en 4 años. Esperemos que no sea así. Aquí teneis los datos de embalses.net


Buscando lo positivo, tengo que irme al ámbito local. Y es que en las cuencas del Júcar y el Segura se nota que están acostumbrados a la escasez de agua, y hay que reconocer que la gestión hídrica es muy buena. Por esta zona se han hecho muchas inversiones en riego por goteo, balsas pluviales, mejora de canalizaciones, y quizás por eso, y a pesar de estar como es habitual por debajo de la media española, vemos que sólo se ha perdido un 3% (desde el 56% hasta el 53%) y se sigue muy por encima de la media de los últimos 10 años (33%), algo a lo que también ha ayudado que a pesar de las escasas lluvias no ha hecho demasiado calor (cosa que ya está cambiando). En la cuenca del segura sí se ha bajado más (del 70% al 57%) pero se sigue muy por encima de la media de los últimos 10 años (29%).


Esperemos que la dinámica cambie pronto, pero en cualquier caso hay que ahorrar agua, por lo que pueda pasar.

10 mar. 2012

Cerveza de la Semana: Gouden Carolus Ambrio 8º

Antes de empezar a hablar de la cerveza de la semana, he de confesaros una cosa. No tengo ni puta idea de cervezas. Ya lo sospechaba, pero un docto anónimo me lo hizo ver con poderosos argumentos desnudando mi ignorancia, ignorancia de la que alardeaba en esa última entrada en la que confesé lo poco que me gustaba una de las cervezas con mayor reconocimiento internacional.



Una vez aclarado esto y ya estando avisados de a qué os arriesgais si os fiais de mis críticas cerveceras, como buen ignorante persevero en mi error y de nuevo comparto mis erróneas y poco argumentadas impresiones sobre una cerveza que desde hace bastantes años está entre mis favoritas. Influyen en ello factores sentimentales además del propio placer gustativo, y es que tuve la suerte de saborear esta cerveza en la localidad donde se lleva elaborando desde hace siglos. La localidad en cuestión es Mechelen (precioso pueblecito belga al que acudí para un curso, no dejeis de visitar el casco antiguo), y la cerveza de hoy es la Gouden Carolus, en su variedad Ambrio.

Pero antes un poco de historia, como siempre. O mucha, porque esta cerveza se elabora en una de las cervecerías más antiguas de toda Bélgica, Het Anker. Según la web de la cervecera, su origen se remontaría a 1471, cuando Carlos I el Temerario concedió licencia de elaboración de cervezas a una comunidad de hermanas Beguinas de Mechelen, y se supone siguieron desarrollándola artesanalmente con la receta original hasta que en 1872 Luis van Breedam compró la cervecería y le dio el nombre "Het Anker" (el ancla), en honor de un histórico cervecero de Mechelen llamado Jan In't Anker. Este hombre fue el cervecero de la cervecería oficial de Mechelen de 1369 a 1433, fecha a partir de la cual su hijo siguió elaborando cerveza pero ya como particular, pues Mechelen dejó de tener cervecera "institucional". A pesar del homenaje a este cervecero, hay que dejar claro que la historia de la cervecera empieza en 1471. En algunas páginas he visto mezcladas ambos casos afirmando que Het Anker se fundó en 1369, lo que es falso, por mucho que sea cierto como veremos después que se usen recetas de esa época.

Volviendo a 1872, la cervecera va pasando de padres a hijos. Cerró durante la primera Guerra Mundial al no autorizarla los alemanes y se usó el cobre para fabricar armas pero volvió a abrir al acabar. Desde entonces no ha vuelto a cerrar. De hecho en la segunda Guerra Mundial se contrató a toda la gente que se pudo para evitar que los llevaran a trabajos forzados.Actualmente el presidente es Charles Leclef, de la 5ª generación de la familia Van Breendam, al que debemos agradecerle la decisión de seguir como cervecera independiente alejada de las grandes multinacionales, a pesar de recibir diversas ofertas.

La cerveza elabora principalmente la Gouden Carolus, de la que hay varias versiones: Classic, Tripel, Ambrio y Hopsinjoor, además de las estacionales de Pascua y Navidad. Comentar que el nombre viene del emperador Carlos V, ya que al parecer la cerveza de las hermanas beguinas era una de sus favoritas y era la cerveza oficial para las cacerías de zorro que organizaba en la zona. Las jarras y barriles de cerveza eran marcadas con un sello con la cabeza de Carlos V, que era el mismo que el de las monedas de oro oficiales. Estas monedas eran conocidas como "Gouden Carolus", y así se popularizó también el nombre de esta cerveza. En la etiqueta de la cerveza se aprecia también un dibujo de Carlos V montando a caballo, supuestamente en una de esas cacerías de zorro.

Creo que ya me he enrollado bastante, toca hablar de la cerveza. La cerveza es una cerveza de alta graduación, con sus nada despreciables 8º, es de un color entre marrón oscuro y cobre. Esta cerveza está inspirada en la receta de la "Mechelschen Bruynen" del siglo XIV, elaborada por el citado Jan In't Anker, y tiene una espuma abundante y densa (sin ser cremosa) de un marrón muy claro, casi blanca. Tiene un sabor muy especial, potente pero no amargo, persistente y que deja notar muy poco el alcohol. Es ligeramente ácida y algo especiada pero para nada desagradable (no soy fan de las cervezas especiadas). Sigue siendo sin duda una de mis favoritas. Un 9,25.

----

Por cierto, es curioso que entre mis favoritas esté otra de las dedicadas a Carlos V. Me refiero a la Keizer Karel Robijn Rood / Charles Quint Rouge Rubis, una roja de la cervecera Haatch. No tiene tanta historia ni receta de hace varios siglos, pero está francamente buena (diría que un punto por encima de la Gouden Carolus), a ver si hablo de ella algún día.

---

Edito 10/03 y amplío. Al hilo del comentario de Miquel (gracias), sobre lo de los trabajos forzados, lo que pone en el texto original (sacado de la web de Het Anker) es "compulsory labour of the Third Reich". Aquí tenemos información sobre los tipos de trabajos forzados del Tercer Reich. http://www.riese.krzyzowa.org.pl/?lang=en&ref=glossary&rt=labour .

6 mar. 2012

Ketchup Gran Reserva edición de coleccionistas

Hoy al traerme la compra me han hecho un regalo muy especial: dos botellas de ketchup. Pues vaya regalo especial, estareis pensando. Pero dejadme acabar, que eso no es todo: no es un ketchup cualquiera, no. Preparaos que ahi va: el ketchup en cuestión es la Edición Limitada y Numerada Primera Cosecha (First Harvest) 2011.

Ahí queda eso. No, no creo que suene nada exagerado, ¿por qué?. Aah, ya  veo, ya, ahora hasta me teneis envidia. Normal, es que tengo dos envases (por supuesto en botella  de cristal) de lo que debe de ser el Moet Chandon de los Ketchups. Creo que lo voy a poner en la vitrina, al ladito del Chivas Regal reserva 12 años (igual cuando empiece el Chivas ese han pasado ya otros 12, seguro que al final se lo acaba plimplando una de mis hijas en una fiesta, pero con coca cola, como hice yo con el whisky bueno de mis padres hace un tiempo).

En fin, que me desvío. Soy uno de los pocos afortunados en disfrutar de esta serie limitada. Venga, que tengo dos, voy a ser generoso: vendo una. O mejor una puja, precio de partida 100€.

Ya sé que hay muchas botellas de ketchup de cristal por ahi, pero el resto no están numeradas, y la mía sí, es super especial. Por si no me creeis, os doy los números: una de mis botellas tiene el número 866.339, y la otra 866.353. Espera...¡NO SON NÚMEROS CONSECUTIVOS!. Con lo chulo que hubiera estado, seguro que la cotización de la pareja subía.  Un momento, un momento... ¿casi un millón?  Puestos así todas las series son limitadas ya que ninguna es infinita. Aunque por lo menos mi botella es de "la primera cosecha de tomates frescos del año 2011 para embotellarlos directamente desde la planta". Haciendo números, a 180g de tomates por botella (lo pone en la etiqueta), hasta el momento con mi botella 866.353 llevamos unas 156 toneladas de tomates. Vaya con la primera cosecha, si han esquilmado el campo.

Espera, ¿la primera cosecha de todo el mundo? A ver si están verdes. ¿Y los embotellan directamente en la planta? ¿Sin lavarlos ni quitarles los pesticidas y eso? Uyuyuy A ver qué más dice... "Estos tomates se han cultivado con semillas propias de xxxx (paso de publi) y destacan por su sabor fresco y suave". Bueno, por lo menos las semillas no eran robadas, son de ellos (eso dicen). Aunque eso de "propias", ¿no querrá decir que las fabrican ellos en laboratorio? ¿Son transgénicas? ¿Mutantes? ¿Sintéticas?

Qué voy a comerme, ¿ketchup o plástico?.

Oye, que si alguno quiere catchú de este, lo regalo. Si no os gusta, viene en una botella muy cuca, para flores. Y el ketchup seguro que vale para el disfraz de vampiro.

En fin, cosas del marketing.

4 mar. 2012

Mis lecturas: El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss


Ya hace casi dos años desde que en 2010 leí "El nombre del viento" (casi un año después de su lanzamiento). El libro me llamó desde una estantería en una de mis habituales y aleatorias visitas libreras. Creo haber comentado alguna vez ese curioso fenómeno de "la llamada del libro". Hay libros que por la portada, o por su contraportada, algunos por su título, por la ubicación en la librería o incluso por la ausencia de todo lo demás, te llaman silenciosamente, se cuelan por el rabillo del ojo, despiertan tu curiosidad. No soy tan iluso como para considerarme inmune al marketing, pero no me suelen atraer los típicos best-sellers. Sin embargo, "El nombre del viento" lo tenía todo, aunque lo que más me llamó la atención es este extracto ya mítico.

He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.


Un libro del que me atrajera todo me hizo hasta dudar, ¿y si fuera uno de estos productos exquisitamente envueltos pero de contenido mediocre? Demasiado tarde, no podía resistirme. Y acerté: una de las mejores lecturas del 2010. No voy a redundar en ello pues es un libro ampliamente comentado y recomendado en decenas de sitios de internet (supongo que alguna lo criticará, gustos ha de haber para todo). Primera parte de la trilogía llamada "Crónica del Asesino de Reyes", saber que tenía que esperar a 2011 o incluso 2012 para la segunda parte era lo más duro mientras lo disfrutaba, más conforme se iba acabando. Hubo animadas charlas sobre Kvothe el arcanista y los demás personajes y pasajes del libro con un ilustre compañero de pupitre, al que conseguí engancharle a la saga con no demasiado esfuerzo (sólo convencerle de que lo empezara). Esas charlas permitieron acortar un poco la espera y mantener el interés, aunque dos años se hace largo.

Bueno, pues ya está, se acabó la espera. A finales de Noviembre de 2011 editaron la segunda parte, llamada "El temor de un hombre sabio". Me aguanté hasta Reyes y lo empecé en Enero, devorando las 1200 páginas en poco más de dos semanas. Al empezar es como cuando quedas a tomar un café con un amigo al que no ves hace muchos años. Tocaba refrescar la memoria, recordar el carácter, actitudes y aventuras por las que te hiciste tan amigo suyo. Titubeas un poco pero enseguida te reenganchas. Y de qué manera.

He leido por ahi que este segundo libro es más flojo, que tiene pasajes que se hacen largos. A mi no me ha pasado, creo que me ha gustado incluso más que el primero. Como en el primero, estás leyendo y disfrutando de la historia, devorando páginas para saber qué va a pasar en la siguiente página pero al mismo tiempo no quieres leer demasiado rápido porque se acerca el final. Lo único que se puede decir de esta segunda parte es que no es una historia nueva como lo fue la primera. Pero de ahi a afirmar que sea peor hay un mundo. La historia de Kvothe se sigue hilvanando con maestría y sigue enganchando. Tengo ganas de leer el tercero pero no de que acabe la saga. Bueno, de momento paciencia porque no creo que se edite antes de 2013.

Así que, sin duda, es un libro que recomiendo con ímpetu. Pero antes, consigue una copia de "El nombre del viento". En la edición de bolsillo sale muy bien.

Vaya, al final he hablado bastante poco del libro, ¿no? ¡Si hasta he hablado más del primero! Y dos críticas al precio de una. Léanlos, léanlos. ¿Que no he contado de qué van? Es verdad, teneis razón, pero mejor no desvelar demasiados detalles. A mi en su momento me bastó con ese extracto que os he puesto arriba.

Dedicado a ese amigo al que te reenganchas tras un par de cafés (o cervezas) después de muchos años.
Si te ha gustado, puede que te gusten: